En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies +
Sábado 24/06/17 SANTORAL:Agilberto, Agoardo, Bartolomé, Ciriaco, Eros, Farnacio, Fausto, Fermín, Firmo, Gunardo, Iván, Longinos, Natividad de Juan Bautista, Orencio, Simplicio, Teodgaro, Teodulfo
Prefiero vivir un día en la tierra que cien años en la historia. Anónimo.
TEMAS GENERALES
Introducción
Aerofobia
Agorafobia
Alcoholismo
Ansiedad
Aprender a Autovalorarse
Bullying
Cuadro Maniaco
Depresión
Esquizofrenia
Estrés
Hipocondria
Inestabilidad Emocional
Los Sueños
Ludopatía
Parafílias
Relajación
Síndrome de Peter Pan
Síndrome de Tourette
Tabaquismo
TOC:El Trastorno Obsesivo Compulsivo
Trastorno bipolar
Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
Trastornos de la Afectividad
Trastornos de la Personalidad
RELACIONES EN LA PAREJA
Las claves de las parejas con diferencia de edad
Los Celos
 
Guía de autoayuda para las personas afectadas en atentados terroristas
 

Causas del alcoholismo

Según el Manual de Psicopatología (Amparo Belloch, Bonifacio Sandín, Francisco Ramos), las causas del alcoholismo pueden ser varias:

  • Evitación del síndrome de abstinencia: El consumo prolongado de alcohol lleva a que se produzca tolerancia a sus efectos, por lo cual el sujeto tiene que aumentar la cantidad de alcohol para conseguir la intoxicación.

Es así como el organismo responde en forma adaptativa, provocando que las células nerviosas compensen gradualmente la presencia de alcohol con el fin de tener un funcionamiento relativamente normal.

Si la sustancia se retira rápidamente del sistema, habrá un período de desajuste entre la retirada y la vuelta a la normalidad de las células nerviosas. Este es el síndrome de abstinencia que depende de muchos factores, individuales, sociales, ambientales y sociales. Los síntomas que surgen ante el cese del consumo pueden ser tan intensos que llevan a la persona a que siga consumiendo alcohol para evitarlos.

  • Mecanismos de recompensa: Se postula que los individuos se hacen dependientes al alcohol por los efectos positivos de éste. El valor de recompensa del alcohol se define empíricamente por su efectividad en mantener la conducta de ingesta. Los beneficios percibidos explicarían la dificultad de la abstención en ausencia de los síntomas de abstinencia. Esta hipótesis no logra responder todas las preguntas en relación a la dependencia del alcohol. Por ejemplo no explica por qué los sujetos tardan en ser dependientes al alcohol, ya que los beneficios positivos de éste son percibidos por el bebedor muy tempranamente.
  • Hipótesis adaptativa: Se considera la dependencia al alcohol como un intento por parte del sujeto de reducir el malestar que poseía antes de comenzar la ingesta de alcohol. La persona no encuentra otro medio mejor de adaptación al malestar, y la intoxicación de alcohol lleva a la larga a un incremento del malestar general mayor

Tratamiento

La mayoría de las personas que sufren trastornos relacionados con el alcohol inician el tratamiento como resultado de las presiones de la familia o de su entorno. Quienes tienen mejor pronóstico son aquellos que recurren a centros asistenciales y reconocen su dependencia y adicción y el hecho de que necesitan ayuda especializada.

Los trastornos relacionados con el alcohol se pueden abordar desde diferentes tipos de terapias:

  • Psicoterapia: Las terapias que se centran en las razones por las que el sujeto bebe suelen ser las más eficaces. El núcleo del tratamiento es siempre la situación en la que el paciente bebe, la motivación que lo impulsa a hacerlo, y las posibles vías alternativas para hacer frente a esas situaciones.

Muchas veces incluir a un cónyuge o a alguien del grupo familiar es muy efectivo. Algunos terapeutas enfocan el tratamiento en los problemas de interacción que presenta el paciente con la familia, con los compañeros de trabajo y con la sociedad en general, más que en la conducta de beber.

La psicoterapia se enfrenta al alcohol como un mecanismo de defensa psicológico del paciente. Es casi seguro que durante el tratamiento el paciente sufra estados depresivos que pueden remitir con el abordaje psicológico y con fármacos.

  • Alcohólicos Anónimos (A.A.): Es una asociación formada por voluntarios que ofrecen apoyo a personas con trastornos relacionados con el alcohol. En muchos casos, los médicos envían a su paciente a A.A. como parte de un tratamiento multidisciplinar. Los miembros que se encuentran en esta asociación admiten públicamente su dependencia del alcohol. La abstinencia es la norma fundamental. A.A es un grupo de autoayuda.

Al-Anon es una organización para los cónyuges de los alcohólicos que está estructurada siguiendo las mismas directrices de A.A. Los objetivos de Al-Anon se articulan a través de sesiones de grupo, en los que se ayuda a los cónyuges a recuperar su autoestima, a eliminar los sentimientos de culpabilidad por el problema de su pareja y a reiniciar su vida de una forma más confortable.

Alateen está dirigido a los hijos de personas alcohólicas para ayudarlos a entender la dependencia al alcohol de sus padres.

  • Terapia de grupo: es de fundamental importancia en este tipo de trastornos. Permite:
    • Descubrir nuevos modos más propicios de relacionarse y descubrir los recursos con los que se cuenta para enfrentar la problemática.
    • Aumenta la autoestima y la autoeficacia.
    • Mejora la adaptación al medio.
    • Estimula la esperanza.
    • Permite ver la realidad de una manera distinta.
    • Contribuye a obtener apoyo de los compañeros del grupo.
    • Permite sentirse acompañado a lo largo del tratamiento.
    • Brinda sentimientos de seguridad.
    • Fomenta la capacidad de ayudar y ser ayudado.
  • Comunidades terapéuticas: son otra forma de tratamiento. En éstas casi no se utiliza medicación. Se trabaja fundamentalmente en grupo, buscando que los pacientes puedan sentirse contenidos, y que vean que su problemática no es única, sino que otras personas atraviesan por una historia similar.
  • Terapia conductual: Este tipo de terapia pretende enseñar otras formas de reducir la ansiedad. Se centra en el entrenamiento en relajación, en el autocontrol y en nuevas estrategias para controlar el ambiente. Los programas de condicionamiento operante ayudan a estas personas a modificar su conducta de beber o bien a eliminarla por completo.

 

Tamaño de letra
Cantabria
Asociaciones de Ayuda
Cálculo del NIF

© Copyright 2006. Derechos reservados. Contactar