En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies +
Jueves 08/12/16 SANTORAL:Edit, Elfrida, Eutiquiano, Inmaculada Concepción, Macario, Romario, Sabina, Sofronio, Valente
La libertad es un bien común y, mientras no participen todos de ella, no serán libres los que se creen tales. Miguel de Unamuno.(1864-1936); escritor y filósofo español

FAROS DE CANTABRIA

Sus Faros, esas torres solitarias, erguidas en estratégicos salientes, o en islotes, para iluminar en la noche o para avisar en la niebla a marineros y pescadores de los peligros de su abrupta costa, son construcciones de lo más atrayentes, por la bravura de su mar y por la belleza de los acantilados, donde suelen ubicarse; inspiran respeto y llevan a la imaginación a pensar en tragedias, esperanzas y júbilos  por tantas vidas salvadas.

Son nueve –aunque uno ya está inactivo- los que esta costa cántabra aun conserva, casi iguales, en su exterior, a su origen –la mayoría, apenas pasa de siglo y medio-, pero con bastante cambio en sus instrumentos –las nuevas tecnologías les están trasformando casi radicalmente. Antes de estas modernas torres del XIX –creadas por el gobierno de Isabel II-, hubo, desde hace siglos, como ahora en sitios estratégicos –cabos, entradas en bahías, costas abruptas y peligrosas- construcciones desde las que se avisaba del peligro con banderas –de día- y con fuegos –por la noche; estas modernas, que tenían el  Plan de Alumbrado Marítimo, permanecen casi todas en activo, pero estando en constante cambio de equipos –y sólo dos consiguieron tener sirenas para ayudar en la niebla.

El Faro más oriental, es el de Castro Urdiales, y el de San Vicente de la Barquera, el que está más al occidente; el más al norte, el de mayor latitud, es el de Cabo de Ajo; éste es, además, el más reciente –de 1930-; y el más antiguo -1839-, el de Cabo Mayor de Santander, es también el de más alcance –unas 25 millas. La trasformación que han sufrido con las nuevas tecnologías –de hecho, desde el Puerto de Santander, por ordenador, se  puede mantener a todos en efectivo-, ha reducido el lugar de sus equipos y de su mantenimiento –ya quedan pocos torreros viviendo en ellos; y, como ya ha ocurrido en otras costas europeas, se les está dedicando a actividades culturales y de atracción turística; algunos –los de El Pescador de Santoña y de San Vicente de la Barquera-, están participando en el programa Interreg III-B “At lights”, de ruta turística por faros de la costa atlántica europea –Escocia, Inglaterra, Gales, Francia, y Norte de España-, y otros –los de Cabo Mayor de Santander y de Castro Urdiales-, ya se han adelantado. Reseñaremos algo más de todos ellos. Al margen, son numerosas –cerca de sesenta- las balizas y boyas que señalizan tan complicada costa.

BUSCADOR

Busqueda por características

¿Donde está?

 


AGENDA
Cantabria
Diciembre 2016
LMMiJVSD
2829301234
567
8
91011
12131415161718
19202122232425
2627282930311
2345678

© Copyright 2006. Derechos reservados. Contactar