En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies +
Miércoles 22/11/17 SANTORAL:Agapio, Agapión, Apfías, Cecilia, Columbano, Daniel, Demetrio, Esteban, Eugenia, Filemón, Mauro, Pragmacio, Sisinio, Trigidia de Oña, Ulberto, Ultán, marcos
Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser nunca más que la venganza de los cobardes. Jacinto Benavente.(1866-1954) dramaturgo español

Pasatiempos

La Página del día
Chiste del día
Le dice un gitano a su hijo:
- A vel Richard, voy a haserte unas preguntas, que ma dicho la maestra que vas mu malamente con las matemáticas.
- Enga pápa, aquí estoy pa responder ...
- Ahí va la primera, amos a vel Richard, cuánto eeeee ¿4 X 4?
- Ay pápa, pos mu fácil, eso es un to terreno
- Ele ahí mi gitanilllo, mu bien, enga la segunda, que eeee ¿3 X 2?
- Huy pápa, pos qué va a ser, eso es el Carrefour
- La paya de la maestra no entiende, mu pero que mu bien, y enga ya la úrtima pa ver si serás patriarca: vamos con la fregoneta y pasamos por un melonar que tiene 200 melones, cogemos y nos llevamos 100 melones, a ver Richard qué queda?
- Pos pápa qué va a quedar? ... pos otro viaje!.
Jeroglífico del día
¿Qué hace el niño en el papel?
Solución al del día anterior
PREGUNTA: ¿De dónde sacaron dinero los novios?
RESPUESTA: de la dote
Dicho del día
Las paredes oyen
Esta expresión proverbial nació en Francia y procede de la persecución contra los hugonotes que culminó con la matanza de la noche de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572.
Cuentan los cronistas que la reina Catalina de Médicis (1519-1589), esposa de Enrique 11, rey de Francia, era muy desconfiada y persecutora implacable de los hugonotes. Para poder escuchar mejor a las personas de las que más sospechaba, mandó practicar una red de taladros, hábilmente disimulados entre las molduras, en las paredes y techos del Palacio Real. Este sistema de espionaje dio origen a la frase las paredes oyen, a la que recurrimos para advertir la prudencia y precaución con que debemos decir lo que puede comprometernos o involucrar a otras personas.

© Copyright 2006. Derechos reservados. Contactar