En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies +
Sábado 22/07/17 SANTORAL:Andrés, Atón, Cirilo de Antioquía, Hilario, María Magdalena, Meneleo, Osén, Pancario, Platón, Síntiques, Teófilo, Vandregísilo
Entrar en el mundo de la acción es entrar en el mundo de los límites. Gilbert Keith Chesterton.(1874-1936); escritor inglés.

Municipios de Cantabria
Camaleño

El actual municipio coincide con el antiguo valle de Valdebaró (uno de los cuatro principales de Liébana). Parte de él está recorrido por el río Deva, desde su nacimiento en Fuente De. Limita al oeste con Asturias (separado por los Picos de Europa) y al suroeste con León. Su extensión es de 161,80 kms2 y tiene 33 pequeños núcleos de población: Areños, Argüébanes, Bárcena, Baró, Beares, Besoy, Bodia, Brez, Camaleño, Congarna, Cosgaya, Enterría, Espinama, Fuente Dé, La Frecha, La Molina, Las Ilces, Llaves, Lon, Los Llanos, Mieses, Mogrovejo, Pembes, Pido, Quintana, Redo, San Pelayo, Santo Toribio, Sebrango, Tanarrio, Treviño, Turieno y Vallejo. Entre todos suman unos 1.100 habitantes. Su capital es Camaleño; y depende de San Vicente de la Barquera en lo judicial.

Gran parte del municipio está integrado el Parque Natural de los Picos de Europa –que comparte con León y Asturias. Se encuentra ubicado junto al Macizo Central, con altísimos picos, como el de Torre Blanca (2617 ms.), el más alto de Cantabria; son visibles, desde el Valle, muchos otros, que se acercan o sobrepasan los 2.500 ms. (Peña Sagra, Peña Remoña, Pico del Sagrado Corazón, Pico Tesorero, La Morra de Lechugales, etc.)

Es una región bellísima, con verdes praderíos, extensos y variados bosques que cubren empinadas laderas –más suaves, subiendo a León. Sus pequeños y bellos pueblos aún conservan la tradicional  arquitectura de sus casas, con antiguas iglesias y muchas ermitas; les quedan torres, hórreos, puentes, y alguna casona. Además, por si esto fuera poco, tiene el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, Torre de Mogrovejo –integrada en bonito pueblo-  y el Teleférico de Fuente De. Sobra decir,  la gran importancia turística que la región tiene.

Se sabe, hasta por recientes excavaciones, de la existencia de vida humana en esta región desde finales de la etapa Glacial; y lo mismo ocurre con el paso de los romanos por estas tierras. También se sabe  que, en el alto medievo, las gentes que aquí vivían al pié de los Picos, se habían ido agrupando en muchos pueblos, en praderas y bosques cercanos al río, entorno a algún pequeño monasterio. Y hay leyendas de las luchas que aquí se dieron contra los árabes. Se sabe también, que en el siglo VIII (con la repoblación de Alfonso I), sus gentes dependían del Monasterio de Santo Toribio (según consta en su Cartulario): monasterio que irá aumentando poder; aunque consta, que en el XII, se anexiona al Monasterio de Oña (Burgos). Pero, cuando disminuye este poder religioso, aparece triunfando el poder laico de los Señores Feudales; así, D. Tello (hijo de Alfonso XI) tiene en Señorío las tierras de Liébana; y a mediados del XIV, se someten sus gentes a los Marqueses de Santillana o Duques del Infantado. Esta dependencia durará siglos; realmente no acaba hasta que no triunfe el régimen costitucional. Ya entrado el XIX (1835), esta zona se convierte en el municipio que hoy es y con el nombre que ahora tiene.

El patrimonio cultural y artístico que se ha ido forjando –y que aún, en parte, queda- es abundante. Citaremos lo más representativo.

Dentro de su patrimonio civil: La Torre defensiva de Mogrovejo (finales del XIII), junto al caserío y vistas de los Picos que le rodean. Conjuntos de arquitectura popular existen en varios pueblos (Arguébanes, Espinama, Cosgaya, Turieno, Las Ilces). Queda cuatro hórreos en Espinama; puentes sobre el Deva en Areños y en Argüébanes, Casona en Treviño, etc. Pero, en la actualidad, tiene el gran complejo de Fuente De, con el Parador de Turismo y el Teleférico –que permite, en pocos minutos, desde el Mirador del Cable (2.000 ms.), contemplar más de cerca las grandes moles de los Picos.

Del patrimonio religioso quedan muchísimos edificios, pero el más importante, con mucho, es el Monasterio de Santo Toribio de Liébana (con restos románicos, de una anterior construcción –y referencias prerrománicas -, con su iglesia gótica y su capilla barroca, con el “Lignum Crucis”, y sus Años Jubilares), que es un referente de religiosidad y cultura en toda Cantabria. Hay santuarios de interés en muchos poblados (Tanarrio, Argüébanes, Areños, Baró, Brez, Espinama, Lon, etc.). Existen también diversas ermitas –algunas en el entorno del Monasterio (Cueva Santa –prerrománica-, San Miguel y Santa Catalina), en Enterría, Turieno, Camaleño, Beares, Besoy, Cosgaya, etc. Pero, es la belleza de estos pueblos, en su entorno de los Picos, lo que más impresiona y atrae al turismo.

Económicamente, su tradicional dedicación a la agricultura y a la ganadería –aún, manteniéndose bastante (30%)-, se ha ido sustituyendo por el trabajo de los servicios (54%): el turismo lo está condicionando así (y cada vez más). La poca industria que tradicionalmente ha tenido (6%), se mantiene por la elaboración del orujo lebaniego y por la de los quesos de la región.

Arquitectura de la que disponemos fotografias: Monasterio de Santo Toribio, Torre de Mogrovejo,

Datos del Ayuntamiento:
Telefono 942733015
Fax 942733015
página web

mapa de Liébana

BUSCADOR

Busqueda por características

¿Donde está?

 


AGENDA
Camaleño
Julio 2017
LMMiJVSD
262728293012
3456789
10111213141516
1718192021
22
23
24252627282930
31123456

© Copyright 2006. Derechos reservados. Contactar