En este sitio se utilizan cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies +
Miércoles 18/01/17 SANTORAL:Amnonio, Atenógenes, Cirilo, Deícola, Faustina, Leobardo, Librada, Margarita, Moisés, Prisca, Sulpicio, Venerando, Volusiano
Son los problemas sin resolver, no los resueltos, los que mantienen activa la mente. Erwin Guido Kolbenheyer.(1878-1962); escritor alemán

RIO DEVA

En sus 64 kms de recorrido, la gran cuenca de este río se extiende por tres provincias: la cántabra –más de la mitad, en ella-, la asturiana y la leonesa; porque su gran afluente, el Cares, discurre fuera de Cantabria. El río Deva nace en el Circo de Fuente Dé, de múltiples arroyos procedentes del deshielo de la gran mole del Macizo Central, en la parte cántabra de los Picos de Europa, y atravesará gran parte de la comarca de Liébana. En sus comienzos, tiene un estrecho cauce, y sus aguas fluyen rápidas en grandes pendientes, con una vegetación de ribera muy densa; la carretera CA-185, que ha llegado hasta el Parador Nacional, le irá acompañando.

Pronto, bañando los restos de un antiguo monasterio (el de San Juan Naranco -932), atraviesa la vega que dio nombre al monasterio, y recibe las aguas del arroyo Cantiján, dejando, a su derecha, la bella aldea de Pido; enseguida, atraviesa Espinama, próspero y turístico pueblo, que le contaminará un poco; en Las Ilces, se le unen las aguas del Peñalba, que desciende del Coriscao. Sigue su curso y baja rápido, formando, a veces, cascadas; se incorpora el Cubo, antes de llegar a Cosgaya (típico e histórico pueblo, con leyendas sobre D. Pelayo –que por aquí nació- y del hijo, Favila, al que comió un oso –cambiando, así, la historia), con bosques de hayas en su entorno.

Abundan los rápidos y la ribera es densa en vegetación; la carretera sigue paralela, y hay puentes, pueblos y cambios bruscos de dirección; sigue bajando rápido por Areños (también aquí hubo un antiguo monasterio, a finales del VIII, Santa María de Silva); deja a su derecha a Treviño, a Pembes, a Los Llanos –se ensancha un poco su valle, pero el Deva sigue encajado-, con alta vegetación en sus orillas, y otro arroyo, el Belondio, se le agrega.

En seguida, a la izquierda, un poco en alto, el histórico y valioso pueblo de Mogrovejo, con su esbelta Torre medieval, bajo la muralla de los Picos; pronto, del monte Subiedes, en cascada, se le unen las aguas del Avasalla (aquí, también, queda la leyenda del alud, que acabó destruyendo al ejército árabe que huía de Covadonga). Sigue el Deva por Camaleño -capital del municipio-, con un valle más abierto -pero flaqueado por altos picos-, con vegetación boscosa y abundancia de nogales. Deja, a su derecha, el monte Viorna, con el monasterio de Santo Toribio en su ladera, que conserva el que se cree mayor fragmento de la Cruz de Cristo, y donde, en el siglo VIII, escribe el Beato de Liébana. Al poco, el río entra en Potes, bella y rica villa -capital de toda la Liébana-, con sus medievales caseríos, sus puentes y su Torre del Infantado; aquí, se le une un importante afluente, el Quiviesa que, procedente del Puerto de San Glorio (en su límite con León), atraviesa, en su rápida bajada, la bella Vega de Liébana, con sus típicos pueblos de montaña.

Ya enriquecido en aguas –aunque alterado con vertidos residuales-, penetra en el municipio de Cillorigo, por Ojedo, donde se le une el río Bullón -otro gran afluente cántabro del Deva-, que viene de Piedras Luengas, en Palencia, a la que deja pronto, para atravesar los municipios de Pesagüero y Cabezón de Liébana. Ahora, con más potencia, sigue el Deva su curso, girando más hacia el norte, y atravesando el pequeño desfiladero de Peña del Encinar, sigue entre pueblos y praderías, con escasa vegetación en sus orillas. Penetra, en seguida, en el famoso Desfiladero de la Hermida, donde recorre unos 20 kms., encajonado, entre altas peñas –que, a veces, le ocultan el sol; le seguirá bordeando, siempre, una carretera, que, ahora, es la N-621, -y que, en algunas zonas, parece estar tallada en la roca-; en este tramo, la pesca abunda (salmones, truchas y angulas), las curvas y los saltos rápidos del agua son constantes. Tiene, también, pequeñas llanuras de inundación, como la que está frente a Lebeña, en su margen derecha, con sus pastizales –pero, sobre todo, con su bella y famosa iglesia mozárabe, del siglo X. Pasa encajonado por el pueblo de la Hermida, con sus aguas termales y su balneario, que da nombre al desfiladero. En este recorrido –con varios puentes-, se le van añadiendo pequeños arroyos y alguno, no tanto, como el Urdón, que viene despeñándose desde Tresviso -alto y pequeño municipio, en el límite noroeste de Cantabria, famoso por su queso-, y que, pronto, incide en el Deva; no tardará en penetrar en Asturias -continuando el desfiladero, pero en cuenca más abierta.

Antes de llegar a la asturiana villa de Panes, se le unirá su gran afluente, el Cares, que tiene su recorrido por Asturias y, antes, por León -en Valdeón, nace-, y por donde trascurren sus primeros 19 kms, formando, desde Caín, la famosa Garganta Divina del Cares (en pleno Parque Natural de los Picos de Europa); en la zona del Principado, desciende a Poncebos y sigue asta Arenas de Cabrales (también zona de famosos quesos). Ya unido, atraviesa pequeños pueblos, y vuelve, en el municipio de Val de San Vicente, cerca de Unquera, a ser, otra vez, cántabro –al menos, en su ladera derecha. Recorre esta próspera villa, y atravesando un largo puente que le separa de Asturias (por donde circula la N-634), se adentra en la Ría de Tina Mayor, para acabar, su amplio curso, en el Cantábrico.

Ir a rios

BUSCADOR

Busqueda por características

¿Donde está?

 


AGENDA
Cantabria
Enero 2017
LMMiJVSD
2627282930311
2345678
9101112131415
1617
18
19202122
23242526272829
303112345

© Copyright 2006. Derechos reservados. Contactar