Jueves 27/11/14 SANTORAL:Acacio, Apolinar, Barlaán, Desiderio, Edvoldo, Facundo, Gustano, Irenarco, Jacobo, Josafat, José de Calasanz, Máximo, Oda, Primitivo, Sigfredo, Valeriano, Virgilio
Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír. Anónimo.

RIO PAS

Su origen está en la unión de varios arroyos, que nacen en las Peñas Negras y en las estribaciones de Castro Valnera (Pandillo, Viaña, Yera, Barcelada, Jaral y Aldano); atraviesa, en cuenca cerrada, en dirección oeste, las verdes praderas (con sus típicas cabañas) de Vega de Pas ((la bella villa pasiega) y San Pedro del Romeral, hasta que, a nivel de Entrambasmestas y la CN 602 que baja del Escudo, se le une un afluente mayor, el Magdalena (que nace, al sur, en la sierra de su nombre, en el Escudo); aquí, penetra el Pas en el valle de Luena –cuando finaliza- y, en dirección norte, paralelo a la carretera, continúa por el valle de Toranzo (con sus bellos y ricos pueblos, sus balnearios y sus Casonas-Palacio), atraviesa las villas de Alceda y Ontaneda (a su izquierda) –Vejoris, a su derecha-, y se va ensanchando su rica vega. Continúa bajando en la amplia cuenca, encauzado a tramos, dejando a su izquierda a San Vicente de Toranzo, y a su derecha a San Martín y, más adelante, Acereda y Santiurde –y, enfrente, a la izquierda, Villegar, Borleña, Prases y Cillero; a su la derecha, el río bañará a la antigua localidad de Villasevil (con su templo románico), avanzará encauzado por la vega y, enseguida, Soto-Irúz (con el Santuario de Nuestra Señora del Soto, de gran devoción en el valle), -en frente, Corvera; Aes y Penilla –separados por el río-, antes de llegar a Puente Viesgo (con sus célebres Cuevas y su Balneario); al poco de pasarle, el principal afluente, el Pisueña, se une al Pas.

Nace este afluente en las estribaciones del Cerro Crespo, en los altos valles de Carriedo (no lejos de donde el Pas tiene su origen); despeñándose, pasa por el pueblo que le da nombre y, cambiando su curso de oeste a norte, pasará por Selaya y Villacarriedo (pueblos con historia, casonas y palacios); seguirá por Bárcena, Vega, Totero –la CA 142, le sigue-, entrando en una zona muy poblada –Santa María de Cayón (con su románico templo), La Abadilla y La Encina; se curva al occidente y atraviesa La Penilla, La Cueva, Pomaluengos y Castañeda (con su valiosa Colegiata románica) -por Vargas, ya pasarán unidos. Entran en el valle de Piélagos y la corriente se ensancha paso a paso. Este Pas enriquecido, después de dejar Carandía, atraviesa el industrial Renedo, pequeños poblados y Oruña; al llegar a Puente Arce (con su puente medieval, sus casonas y sus nuevas residencias), casi ya es ría; deja a un lado a Bóo (el antiguo vado) y, cuando pasa por Mogro (playero y residencial, como toda la zona), es ría plenamente, serpenteando entre arenas y dunas, en un bello espectáculo, donde, al fin, sale al Cantábrico, dejando a su derecha, el Parque Natural de las Dunas de Liencres.

El Pas, frente a otros ríos cántabros, está, en largos trechos de su recorrido, casi encauzado, aun teniendo amplia zona de inundación (en previsión de las trágicas que, en su historia, se dieron); a veces, se ofrece en amplia ribera, rica en praderías, y presentando, a tramos, largas y anchas traviesas; cuando discurre por zonas muy pobladas, abundan las presiones, con vertidos, residuos, o tendidos eléctricos. El Pas, con sus 60 kms de recorrido, atraviesa múltiples municipios: Vega de Pas, Luena (pequeña incidencia), Corvera y Santiurde de Toranzo (a los que separa), Puente Viesgo y los que baña el Pisueña (Selaya, Villacarriedo, Saro, Villafufre, Santa María de Cayón y Castañeda) –ya juntos: Piélagos y Miengo; y es, necesariamente, utilizado por los muchos núcleos urbanos de sus orillas, que detraen el agua para su uso vital, y vuelcan, en su cauce, sus aguas residuales –no siempre depuradas; es uno de los ríos cántabros que sufre más alteraciones.

Además de su largo encauzamiento en su zona media (muy poblada), le atraviesan muchos puentes y presenta varios azudes; los puntos de vertido son, también, muchos –unos, urbanos y otros, industriales (San Vicente de Toranzo, Puente Viesgo, Vargas, Renedo, etc.); en un río fluvial –como éste-, su incidencia en el verano, es grande. Las tomas necesitan ser muchas –dada la población que atraviesa-; pero, su mayor detracción es la que, a la altura de Soto-Iruz, se utiliza para abastecer de agua a Santander; actualmente, está en ejecución un Plan de Saneamiento de la Cuenca.

El Pas (con sus afluentes) fue uno de los ríos más salmoneros y trucheros de Cantabria; pero, el estado ecológico que hoy presenta, no permite esta consideración; sin embargo, quedan zonas de aguas más limpias (sobre todo, las altas) y aun se conservan cotos (fueron muy valorados y deseados en una historia no muy lejana); fueron, especialmente codiciados, los del valle de Piélagos, en zonas cercanas a su desembocadura; también lejanos, quedan los múltiples molinos que lindaban sus aguas, y , también, sus famosas ferrerías; y se luchaba por su posesión. Hoy, tenemos que rescatar todo, de tanto deterioro y contaminación, y disfrutar de tanta belleza como esta Cuenca nos ofrece.

Ir a rios

BUSCADOR

Busqueda por características

¿Donde está?

 


AGENDA
Cantabria
Noviembre 2014
LMMiJVSD
27
282930312
3456
1213
17181920212223
24252627282930
1234567

© Copyright 2006. Derechos reservados. Contactar